¿Estamos saliendo de la Crisis?… Hablemos de Economía.

Soraya

El “ceteris paribus” (del latín: todo lo demás constante) de Marshall establecía que para analizar un problema económico se debe asumir que todo el resto de los factores permanecen constantes.
Imaginemos una pequeña economía que sólo produjera (su pesca) sardinas. Suponiendo que produce 100 Kilos al año (PIB real), que un kilo se vende a 10€ y que la cantidad de dinero que hay en la economía es de 50€. Partiendo de este simple ejemplo, la velocidad del dinero se calcularía:
V= (10€ x 100)/50€ = 20
Vemos que en esa economía el público gastaría un total de 1.000 euros al año en sardinas (PIB nominal). Para que se realice este gasto de 1.000€ con 50€ solamente de dinero, cada billete de euro debe cambiar de manos 20 veces al año, como media de referencia. Hay mucha actividad y el dinero circula… ¿Nos lo creemos?
Una consecuencia de la variación de la velocidad de circulación del dinero es que el objetivo intermedio de la política monetaria (la famosa M3) pierde importancia. Y en tiempos de crisis económica la velocidad de circulación se reduce sensiblemente. Los bancos prestan menos, las empresas reducen sus planes de inversión y el sector inmobiliario también mueve menos dinero (M3). El Banco Central Europeo (BCE) ha aumentado la liquidez… vigilando el riesgo de inflación. Una inflación que se dispararía si se mantuviese constante esa “velocidad de circulación del dinero” unida al crecimiento del PIB real…
¿Sucede realmente todo esto? Ciertamente no. En la pequeña economía de la sardina los grandes grupos se dedican a conseguir esa circulación del dinero exportando las sardinas…y, aunque los políticos hablen de una gran actividad económica, esa circulación de Euros no llega realmente al pueblo, sino a los grandes empresarios (apoyados por esos políticos).
Para los keynesianos, la hipótesis de los economistas neoclásicos de que la velocidad de circulación del dinero es constante es un ideal, y que esa falta de lógica desvirtúa la proposición básica de los monetaristas, según la cual un aumento de la oferta monetaria (M3), una vez financiado el crecimiento del producto, implicaría un aumento del nivel de precios (la temida inflación).
La oligarquía, en la ciencia política, es una forma de gobierno en la que el poder supremo está en manos de unas pocas personas, generalmente de la misma clase social.
Una inflación del 4% sería buena para la gran mayoría de la gente, pero mala para la súper élite. Y adivinen quién manipula las creencias generalizadas de que la inflación es mala…
Como dice Krugman, a hacer lo que hizo el gobierno americano tras la segunda guerra mundial (tipos de interés bajos e inflación para poder soportar la deuda…) le llaman, esos oligarcas, “represión financiera”.
Pero ¿quién no prefiere algo de inflación al desempleo masivo? Y la tasa de paro en España puede recibir esa denominación…
El Economista Joseph Stiglitz afirma que “El 1% de la población tiene lo que el 99% necesita”…Y en ese 1% también hay muchos políticos elegidos por el ciudadano… que NO responden a sus problemas: gente muy rica usa el dinero para ser elegida (y/o controlar a los elegidos) para asegurar que seguirán siendo ricos bajándose los impuestos.
Como dijo Galbraith: “para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie las manipula”
Y ha empezado la gran manipulación electoral… ¡bailando sobre la Crisis que todavía sufre el pueblo!

Mark de Zabaleta

¿Alguien se creía que el paro baja?

Paro

Los datos de desempleo del mes de Agosto rompen con la senda descendente del SEPE en número de desempleados y el número de demandantes de empleo inscritos en las oficinas de empleo durante el pasado mes ha aumentado en 21.679, situando el total de parados inscritos en 4.067.555 personas.
En comparativa interanual, el incremento de agosto es casi el triple que los datos del año pasado para el mismo mes y llama la atención el repunte en el sector servicios a pesar de haber batido records en el sector turístico este año. Parece que el turismo ya no es lo que era tirando de los datos de empleo.
Porque con las cifras económicas los intereses políticos consiguen convencer a casi todo el mundo, y todo depende de la interpretación de un número. Los datos del paro son la gran evidencia. Aunque intentan manipularlos para que siempre sean maravillosos…el ciudadano ve siempre la cruda realidad se su entorno.
Y esa realidad hace que caiga la venda que tapaba muchos ojos. Los datos de afiliación a la Seguridad Social son malos. Tenemos una caída en la afiliación de más de 134.000 personas situando la afiliación media a cierre de agosto en 17.181.000 personas.
Es verdad que son estadísticas, pero lo mismo que querían vendernos humo cuando esas cifras subían…ahora se tienen que ahogar en ese humo negro…
Ya lo dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
Agosto es un mes que suele destruir empleo coincidiendo con la campaña final de verano en el sector servicios y, evidentemente, las perspectivas para otoño son malas, con subida del paro y caída de afiliación.
Es obvio que se mantiene la misma estructura laboral pre-crisis y que la recuperación de un nivel de empleo en tasas del 10% es sencillamente imposible.
Sean sinceros… ¿Ustedes veían realmente esa pretendida bajada del paro que nos presentan? ¿A alguien le han subido, de verdad, el sueldo?
Habría que recordar a Mariano que, como dijo Groucho Marx:
¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Pero hay que guardar el sillón tras las elecciones….

Mark de Zabaleta

Ciertamente, en España no podremos ser Calvinistas.

Calvino
Está claro que estos cuatro “años Marianos” no han resultado muy positivos…
En la historia reciente de España, nunca se había conocido una situación económica tan desastrosa como la que enfrenta el país en estos momentos, sin una guerra o una revolución de por medio. Además ha habido revoluciones y guerras que no han llevado a la economía nacional hasta esta situación.
Ningún Gobierno había endeudado tanto al país en contra de los intereses de su pueblo. Y se ha deformado la realidad a la hora de informar a los ciudadanos, ignorando totalmente el sufrimiento de los mismos.
Ha subido el paro en España, hemos disminuido el PIB, y la deuda pública, evidentemente, también ha subido, y ya supone un 100% del PIB (que en diciembre del 2011 era “solo” un 69,3%)…
Pagar los intereses de esta Deuda supone ya un 3,75% del PIB…y sigue subiendo…porque, además, el coste de la financiación se ha incrementado…
Tal como escribió Keynes en su “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, de 1936, el análisis económico debía ser reconstruido para llevar los problemas agregativos a corto plazo al centro de la escena. No se trata de esperar al Largo Plazo de dentro de unos años… Para hablar de Consumo y de Ahorro es necesario generar Rentas. Y las rentas son generadas por la inversión…que puede verse frustrada si las expectativas de los empresarios son pesimistas.
Para Keynes la eficacia marginal del capital era una cuestión de expectativas, de tal modo que el cambiante humor de la comunidad empresarial podría contrarrestar incluso unos bajos tipos de interés favorables a la inversión…
¿Tenemos expectativas…o sólo nos queda pensar que a largo plazo todos muertos…como afirmaba Keynes?
Y parece que los votantes “creyentes” están perdiendo su FE y ya no creen en tantas promesas de expectativas… ¿Quién puede hablar de “brotes verdes” ante tanta austeridad y tanto recorte? Porque es obvio que el pueblo no ve ese claro repunte que anuncia Mariano…y los parados siguen en paro.
Calvino (1509-1564) adoptó los puntos de vista de Lutero: negación de la autoridad de la iglesia de Roma por derecho divino, negando la sucesión apostólica desde el apóstol Pedro, y dando primordial importancia de la Biblia como única regla de fe y conducta (Sola fides, sola Scriptura), destacando la doctrina de la justificación del hombre por medio de la gracia…y la redención por el trabajo…
¡Pero en España no podremos nunca ser Calvinistas porque NO hay TRABAJO para redimirse!
Por mucho que quieran manipular las cifras…no hay expectativas para los parados.

Mark de Zabaleta

NOS SIGUEN VENDIENDO HUMO con lo de que baja el paro…¿se lo creen?

Paro Rajoy

Con las cifras económicas los interés políticos consiguen convencer a casi todo el mundo, y todo depende de la interpretación de un número. Los datos del paro son la gran evidencia.
El INE ha publicado hoy los datos del paro del segundo trimestre del año. Y son buenos, el número de parados ha bajado en 295.600 personas hasta quedarnos en 5.149.000 desempleados, o lo que es lo mismo, una tasa de paro del 22,37%. ¿Esta información es fiable? ¿Quién la facilita?
Existen dos datos del paro “oficiales”: Encuesta de población activa EPA y Datos del SEPE (oficinas de empleo). En la EPA, el Instituto Nacional de Estadística realiza una serie de entrevistas telefónicas o presenciales a la población, extrapolando unos resultados en función de unos criterios y valoraciones… Estadística pura y dura.
Con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), el Ministerio de Empleo prepara un informe global del número de inscritos en las oficinas de empleo. Una cifra real, pero sesgada por quienes se han ido a trabajar al extranjero o por quienes ya no reciben ninguna ayuda y pasan del tema, o muchas otras razones para no apuntarse…
Nada de las estadísticas del SEPE o de la EPA nos permita encontrar correlación alguna entre empleos creados y horas trabajadas, así como tampoco nos permite saber si existe mucha temporalidad o no, puesto que solo facilitan los contratos firmados… (Y los contratos a tiempo parcial pueden ser desde 1 hasta 40 horas semanales). Y las cifras cambian si tenemos 40 contratos de 1 hora en vez de uno de cuarenta…
Existen otras fuentes de información, como el IRPF (si llegan al mínimo para declarar..) y el número de afiliados a la Seguridad Social… Con esta información podemos obtener unos valores anuales globales, que tampoco permiten conocer exactamente el desempleo, aunque veamos la tendencia salarial y cotización…
En resumen, los datos del paro son sólo números estadísticos…y con las cifras se manipula mejor que con las palabras.
Ya lo dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
Y cuando se citan la EPA y el SEPE todo el mundo da las cifras por buenas…
Sean sinceros… ¿Ustedes ven esa pretendida bajada del paro que nos presentan? ¿A alguien le han subido, de verdad, el sueldo?
Habría que recordar a Mariano que, como dijo Groucho Marx:
¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: ¿se lo creen?

 

Más empleoCon las cifras económicas los interés políticos consiguen convencer a casi todo el mundo, y todo depende de la interpretación de un número. Los datos del paro son la gran evidencia.
Nos dieron los datos del desempleo del mes de mayo: bajada de 118.000 personas situando el total de parados según las Oficinas de Empleo en 4.215.000 personas. ¿Esta información es fiable? ¿Quién la facilita?
Existen dos datos del paro “oficiales”: Encuesta de población activa EPA y Datos del SEPE (oficinas de empleo). En la EPA, el Instituto Nacional de Estadística realiza una serie de entrevistas telefónicas o presenciales a la población, extrapolando unos resultados en función de unos criterios y valoraciones… Estadística pura y dura.
Con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), el Ministerio de Empleo prepara un informe global del número de inscritos en las oficinas de empleo. Una cifra real, pero sesgada por quienes se han ido a trabajar al extranjero o por quienes ya no reciben ninguna ayuda y pasan del tema, o muchas otras razones para no apuntarse…
Nada de las estadísticas del SEPE o de la EPA nos permita encontrar correlación alguna entre empleos creados y horas trabajadas, así como tampoco nos permite saber si existe mucha temporalidad o no, puesto que solo facilitan los contratos firmados… (Y los contratos a tiempo parcial pueden ser desde 1 hasta 40 horas semanales). Y las cifras cambian si tenemos 40 contratos de 1 hora en vez de uno de cuarenta…
Existen otras fuentes de información, como el IRPF (si llegan al mínimo para declarar..) y el número de afiliados a la Seguridad Social… Con esta información podemos obtener unos valores anuales globales, que tampoco permiten conocer exactamente el desempleo, aunque veamos la tendencia salarial y cotización…
En resumen, los datos del paro son sólo números estadísticos…y con las cifras se manipula mejor que con las palabras.
Ya lo dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
Y cuando se citan la EPA y el SEPE todo el mundo da las cifras por buenas…
Sean sinceros… ¿Ustedes ven esa pretendida bajada del paro que nos presentan? ¿A alguien le han subido, de verdad, el sueldo?
Habría que recordar a Mariano que, como dijo Groucho Marx:
¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: vente a Alemania Pepe…

España va bien

Es obvio que hay muchos trabajadores en España, porque hasta podemos exportarlos… El paro sigue siendo terriblemente elevado. Tenemos más de 5,5 millones de personas que están buscando activamente empleo y no lo encuentran. Esta nefasta situación del mercado laboral provoca una situación inaudita: la “obligada” emigración y la “positiva” disminución de los costes laborales para el Estado.
Porque la Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero confirma que sigue bajando el número de personas que viven en España. Al comienzo de este año 2015 más de dos millones de españoles (2.183.000) tenían fijada su residencia fuera de España. Un aumento del 6 % respecto al año anterior (125.000).
Si tenemos en cuenta los 850.000 trabajadores extranjeros que desde el año 2009 se han ido de España volviendo a sus países de origen…
Se confirma que España vuelve a ser un país de emigrantes (¿recuerdan el “Vente a Alemania Pepe” de los 60’?)…
Como hay mucho paro los salarios siguen siendo muy bajos, y es complicado (imposible…) hablar de recuperación económica entre los ciudadanos…por mucho que nos lo quieran “vender” electoralmente….
Y los recortes en los tipos de interés difícilmente ayudan a los parados (las facilidades crediticias son para los de siempre…¡intenten pedir un crédito!).
Pero pueden estar contentos…España es mucho más competitiva gracias a esta sorprendente situación.
Las empresas pagan menos a sus trabajadores y pueden financiarse más barato para realizar grandes inversiones…y Exportan más.
Muchos economistas estiman que esto es maravilloso. Aumento de las Exportaciones, un mayor Consumo en el mercado interior y una paulatina recuperación del empleo… ¿alguien lo está disfrutando?
Como dijo Groucho Marx:
“Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!”

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: lo obvio…

bertolt-brecht

Muchos economistas vincularon la reciente crisis en la zona Euro con la incapacidad de los países miembros de devaluar sus propias monedas. El argumento era que si países como Grecia o España pudiesen devaluar el Dracma o la Peseta, ello aumentaría su competitividad en los mercados internacionales y estimularía el crecimiento.
El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” ha perjudicado claramente a España, porque no podíamos devaluar la peseta y nos obligaron a soportar recortes y una draconiana devaluación salarial… Se ve en la nómina mensual de quienes cobran menos ahora que hace unos meses o años. Lo padecen quienes tienen el sueldo congelado o lo han visto crecer por debajo de los precios desde hace años. Y también la sufren quienes tienen que trabajar más horas ganando lo mismo…o menos.
Y ahora nos dicen que la posible bajada del euro hacia la paridad con el dólar dará un gran impulso a las empresas europeas…
Ciertamente las grandes empresas españolas se verán beneficiadas si exportan fuera de la zona Euro. Porque el gran negocio cuando España devaluaba… ¡era exportar a Europa!
¿Verdaderamente creen que con un Euro barato acabaremos con el paro en España? ¿Que las grandes empresas que exportan fuera de Europa van a crear más de cuatro millones de puestos de trabajo?
El problema es que, como dice Krugman, “la inflación ayuda a los deudores y perjudica a los acreedores, mientras que con la deflación sucede lo contrario. Y los ricos tienen muchas más probabilidades de ser acreedores que los pobres”… Por tanto, es probable que el “interés de clase/casta” sea una motivación importante para defender la deflación…
Al final ganan los de siempre…y el paro seguirá igual.
Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cinco años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cinco años! (Groucho Marx)

Mark de Zabaleta