Angus Deaton es claramente Keynesiano…

Keynes 4
La Academia Sueca de las Ciencias ha galardonado al británico-estadounidense Angus Deaton (Edimburgo, 1945) con el premio Nobel de Economía por “su análisis sobre el consumo, la pobreza y el bienestar”. Catedrático de la Universidad de Princeton (EE UU), matemático de formación y economista “diferente”, Deaton destaca por su capacidad para relacionar elecciones individuales con indicadores agregados y por sus dotes para saber relacionar los dos mundos económicos que él demostró perfectamente complementarios: el de la microeconomía y el de la macroeconomía.
Su particular manera de analizar las carencias y necesidades del consumidor (micro), trabajador que con su renta financia vía impuestos los grandes agregados de cada país (macro), permite descubrir un riguroso análisis…
Convencido keynesiano, Deaton pertenece al numeroso grupo de economistas que han atacado directamente las políticas de austeridad. En sus diversos estudios y artículos, este profesor critica abiertamente el sistema con el que los países periféricos de Europa (incluida España), han obedecido las directrices de Bruselas para tratar la crisis económica y avisa sobre sus alarmantes consecuencias. “Todos quisiéramos ser felices, pero una gran parte del mundo está hoy preocupada porque los programas de austeridad que muchos países padecen nos harán infelices, quizá durante bastantes años”, señala Angus Deaton, añadiendo… “reducen ingresos, recortan beneficios y destruyen empleos”. Y su crítica directa se ha centrado claramente en la desigualdad.
La clave de su trabajo analiza cómo las reformas impositivas afectan a la asignación de recursos de los consumidores. Es un interesante análisis de la distribución del ingreso de los agentes económicos entre gasto y ahorro. Predecir este comportamiento significa poder valorar la repercusión de las decisiones fiscales sobre el ciclo económico.
Keynes fue un defensor de la intervención estatal. El británico sostenía la viabilidad de las políticas fiscales y monetarias activas, que tenían como efecto contrarrestar las perturbaciones de la demanda privada.
Economistas como Angus Deaton nos permiten ser Keynesianos…

 

Mark de Zabaleta

Anuncios

Mariano el Lacónico…

Se llama lacónico a quien, como los antiguos laconios, es sumamente parco en palabras.
Laconia (Lacedemonia) fue en la Antigua Grecia una parte del Peloponeso cuya ciudad más importante fue Esparta.
Los laconios o espartanos se dedicaban casi exclusivamente a la guerra, lo que les exigía una educación militar estricta desde la infancia.
Suele usarse el adjetivo “espartano” con el significado de “estricto, austero, sobrio, firme, duro”.
Su educación no contemplaba las artes ni las letras o la oratoria como en el caso de los atenienses, por lo que eran prácticamente analfabetos.
Eran tan parcos al hablar que no se entendían con sus vecinos…
Posiblemente la historia se repite, pero con distinto reparto.
Mariano es parco en palabras, porque cada vez que habla convence menos sobre la dudosa capacidad de este Gobierno para conseguir la recuperación económica…y acabar con el paro.
Y aunque la renta disponible de las familias no deja de menguar es capaz de exigir unas “espartanas” medidas de austeridad y recortes…cuando al mismo tiempo tiene mucho que explicar sobre la financiación del partido que preside, los sobre/sueldos y la corrupción… y las expectativas de los inversores no son buenas!
Para Keynes la eficacia marginal del capital era una cuestión de expectativas, ¿Tenemos expectativas…o sólo nos queda pensar que a largo plazo todos muertos?
La estrategia espartana para el pueblo no es la solución…y no se puede dar la callada por respuesta!

Mark de Zabaleta
marianorajoy_13

Un paro inaceptablemente elevado aquí…e Islandia se recupera!

Krugman termina así cuando dice “Es hora de olvidarnos de la obsesión por el Déficit y volver a afrontar el verdadero problema, el de un paro inaceptablemente elevado”.
Y habla de países como Irlanda, Reino Unido e incluso Letonia para demostrar que la Austeridad no soluciona el problema del paro…poniendo como ejemplo a Islandia…que, gracias a haber adoptado políticas no ortodoxas, se ha recuperado por completo!
Por cierto, el tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) ha dado la razón a Islandia en su negativa de cubrir las pérdidas de clientes de depósitos británicos y holandeses por la quiebra en 2008 de uno de sus bancos, el Icesave (nacionalizado por su grave crisis).
Aunque el Gobierno islandés intentó en dos ocasiones poner remedio a las deudas de Icesave,… los islandeses rechazaron en dos referendos una ley para indemnizar a los ahorradores británicos y holandeses.
Los ciudadanos islandeses nunca entendieron la razón para tener que pagar a otros países, con sus impuestos, la negligencia de unos gestores bancarios…de un banco que el Estado tuvo que nacionalizar para evitar su quiebra!
Islandia priorizó su “Autosuficiencia Nacional” (es el título de un excelente artículo de Keynes) para acabar con el paro y recuperar su Economía.
Tal como plasmó en su “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, de 1936, el análisis económico debía ser reconstruido para llevar los problemas agregativos a corto plazo al centro de la escena.
Y el título de su obra empieza con el EMPLEO… Y si salvar un país implica no pagar a otros…a los islandeses les han dado la razón!

Mark de Zabaleta

Islandia