Tema para debate: ¿Con Franco se vivía mejor?

 

PesetaCon la perspectiva Neoclásica se analizaba el comportamiento de las unidades económicas que tomaban las decisiones (familias, empresas…), y este análisis puso la Microeconomía en un primer plano.
El “ceteris paribus” (del latín: todo lo demás constante) de Marshall establecía que para analizar un problema económico se debe asumir que todo el resto de los factores permanecen constantes.
Si utilizásemos esta perspectiva, y aparcando todo lo negativo que implica una dictadura ¿podríamos comparar algunos datos económicos de manera independiente?
Si lo hacemos, podemos ver que los datos de 1975 (último año del franquismo) comparados con los actuales podrían dar mucho que pensar.
Un paro del 4% frente a un 24% actual…quede claro que la fiabilidad de las cifras es muy similar a la actual (las estadísticas eran del INEM en vez del SEPE…)
Un IVA del 2% frente a un 21% actual (ni existía IVA…)
La independencia de la política monetaria. España podía devaluar “su” peseta…ahora dependemos de Europa…
El crecimiento del PIB era del 7% frente a un 1,5 actual
El tema hipotecario era mucho más claro. Muchas hipotecas (siempre a tipo fijo) las pagaba la inflación. Y no había desahucios ni deudas eternas con los bancos…
Y los españoles se jubilaban con 65 años (sin tener que haber cotizado 35…)
Nuestra pertenencia al Euro se ha convertido en una “jaula de oro” que fue maravillosa al principio…¿los griegos ya están a punto para volar de nuevo?
España e Irlanda tenían en 1975 la misma renta pér capita, y actualmente Irlanda tiene el doble que España.
Decía Groucho Marx: ¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Ceteris paribus…

Mark de Zabaleta

Anuncios

Grecia estaba mejor antes del Euro…

Grecia euro

El Euro fue creado por y para Alemania. Con ese invento monetario consiguieron ampliar automáticamente su mercado “local” para convertirlo en europeo.
Hace 15 años Grecia no era un paraíso, pero tampoco estaba en crisis. El desempleo era elevado pero no era catastrófico, y el país más o menos se valía por sí mismo en los mercados mundiales, ya que ganaba lo suficiente con las exportaciones, el turismo, los barcos y otras fuentes para pagar sus importaciones.
Desde que Grecia se incorporó al Euro llegó el caos: los vendedores (Alemanes, Chinos…) creyeron que era un lugar seguro para invertir, y que la Deuda Pública Griega podía ser comprada…para seguir asegurando las exportaciones de sus empresas.
Entró mucho dinero extranjero en Grecia: la economía se aceleró; la inflación aumentó; y Grecia perdió competitividad. Sin lugar a dudas, los griegos despilfarraron mucho del dinero que entraba a raudales… como hicieron todos los que quedaron atrapados en la burbuja del Euro…España también, evidentemente…
El verdadero origen del problema está en Bruselas y Berlín, donde las “autoridades” de una UE virtual crearon un sistema Euro muy defectuoso, sin salida … que ahora tratan de arreglar para evitar que Grecia lo abandone y enseñe el camino a países como España, Portugal, Irlanda, Francia….
“Entre 1960 y 2001 la producción industrial de Grecia se incrementó un 600%, en el mismo periodo de tiempo la alemana lo hizo en un 225%. De repente sin embargo, con la entrada en vigor del euro todo cambió para siempre o al menos para los últimos 15 años. Desde entonces la producción industrial alemana se ha incrementado un 20% y la de Grecia ha caído un 26%.
El fenómeno no sólo se produce en Grecia. Desde la entrada en vigor del euro, mientras la producción industrial alemana ha seguido subiendo, en Francia, Italia y España no ha dejado de caer”. (Gurusblog)
El verdadero problema no es la UE (Unión virtual), sino la zona Euro. Si muchos países se hubieran quedado como Suecia, Dinamarca e Inglaterra, en la Unión Europea pero con su propia moneda…ahora no estarían en crisis. PIMCO (la mayor gestora de fondos en renta fija) ya recomendaba salir del Euro a Grecia, Irlanda y Portugal para resolver sus problemas. Y el nobel de Economía Pissarides evocaba una “suspensión del euro” para España como mejor solución desde un punto de vista económico. Devaluar la peseta un 20% (ahora un 30 por lo menos…)y luego recalcular la deuda y valorar los activos españoles según ese valor.
Devaluar significa exportar y traer más turismo. En el Euro estamos atados al BCE, y como los otros PIGS vamos al remolque de Europa…preocupados por el diferencial de nuestra Deuda con el Bond Alemán.

La salida del Euro de Grecia permitirá la verdadera recuperación de su Economía Social…y permitirá demostrar que la salida del Euro no es el fin del mundo.
Keynes escribió un interesante artículo : La Autosuficiencia Nacional, escrito en 1933 y publicado en la Yale Review, en plena crisis y con un gran paro en Inglaterra. Y proclamaba: “Produzcamos en nuestro país cada vez que sea razonable y prácticamente posible, y sobre todo, hagamos lo necesario para que las finanzas sean nacionales”. Si efectivamente nuestro país pudiera gestionar su política monetaria, nuestra capacidad para devaluar nos permitiría salir de la crisis rápidamente…
Es cierto que fue un grave error entrar en el Euro y en que sería un tremendo Error salir “a la brava”. Pero hay que ser realistas, y el pueblo no puede vivir sufriendo austeridad y recortes para garantizar los intereses europeos…de Alemania.
Tiempo al tiempo…

Mark de Zabaleta

Ad Kalendas Graecas…por Mark de Zabaleta

 

Grecia

“Ad kalendas graecas” es una locución latina que significa literalmente “hasta las calendas griegas”. Se dice cuando algo no se realizará nunca, ya que en Grecia no existían las calendas (división del mes romano).
Y que Grecia devuelva su deuda será “ad kalendas graecas”…porque es imposible que lo puedan hacer.
Ya en Enero de 2011, el nobel de Economía griego Cristóbal Antoníu Pissarides evocaba una “suspensión del euro” para España ( junto a Grecia y otros…) como mejor solución desde un punto de vista económico. Devaluar la peseta (dracma…) un 20% (ahora sería un 30% por lo menos) y luego recalcular la deuda y valorar los activos teniendo en cuenta su real ponderación según esta nueva situación. Evidentemente, era mucho más claro en el caso de Grecia…Y es lo que tendrán que hacer cuando abandonen el Euro para volver al Dracma. Por mucho que Varufakis pueda marear la perdiz…
Grecia es insolvente y la situación en Europa ha devenido ya insostenible…
Si Grecia abandona el Euro, se complicaría la viabilidad de la permanencia de otros países en la zona Euro, lo que, es obvio, pone en dificultad la misma esencia existencial de la moneda única…
Porque en España las cifras macroeconómicas son claras. La Deuda Pública no deja de subir y el abismo de la Balanza Comercial sigue aumentando…por mucho que De Guindos quiera vender otra cosa en Bruselas. Es obvio que busca su futuro “cementerio de elefantes” y quedarse a vivir allí (muy bien pagado…).
El principal perjudicado por el Euro siempre es el pueblo (Grecia y España comparten haber alcanzado hasta un paro del 26%)…y el gran beneficiado de volver al Dracma y a la Peseta serán las familias…
Los políticos, Bancos, grandes Empresas, junto a Instituciones e Inversores internacionales, que ganan mucho gracias al invento del Euro, están atenazados ante la posibilidad (real) de perder su gran negocio y anuncian el cataclismo incluso con economistas que lo ratifican. Son parte interesada, y no es miedo o pánico lo que tienen al default de Grecia sino a la indecisión del Eurogrupo… porque los mercados y acreedores ya dan por perdida la deuda griega.

Tranquilos, porque peor no estaremos. El nobel de Economía Pissarides ya lo anunciaba…
Y el paro en España acabará “ad kalendas graecas”…mientras estemos en el Euro…
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: ¿se lo creen?

 

Más empleoCon las cifras económicas los interés políticos consiguen convencer a casi todo el mundo, y todo depende de la interpretación de un número. Los datos del paro son la gran evidencia.
Nos dieron los datos del desempleo del mes de mayo: bajada de 118.000 personas situando el total de parados según las Oficinas de Empleo en 4.215.000 personas. ¿Esta información es fiable? ¿Quién la facilita?
Existen dos datos del paro “oficiales”: Encuesta de población activa EPA y Datos del SEPE (oficinas de empleo). En la EPA, el Instituto Nacional de Estadística realiza una serie de entrevistas telefónicas o presenciales a la población, extrapolando unos resultados en función de unos criterios y valoraciones… Estadística pura y dura.
Con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), el Ministerio de Empleo prepara un informe global del número de inscritos en las oficinas de empleo. Una cifra real, pero sesgada por quienes se han ido a trabajar al extranjero o por quienes ya no reciben ninguna ayuda y pasan del tema, o muchas otras razones para no apuntarse…
Nada de las estadísticas del SEPE o de la EPA nos permita encontrar correlación alguna entre empleos creados y horas trabajadas, así como tampoco nos permite saber si existe mucha temporalidad o no, puesto que solo facilitan los contratos firmados… (Y los contratos a tiempo parcial pueden ser desde 1 hasta 40 horas semanales). Y las cifras cambian si tenemos 40 contratos de 1 hora en vez de uno de cuarenta…
Existen otras fuentes de información, como el IRPF (si llegan al mínimo para declarar..) y el número de afiliados a la Seguridad Social… Con esta información podemos obtener unos valores anuales globales, que tampoco permiten conocer exactamente el desempleo, aunque veamos la tendencia salarial y cotización…
En resumen, los datos del paro son sólo números estadísticos…y con las cifras se manipula mejor que con las palabras.
Ya lo dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
Y cuando se citan la EPA y el SEPE todo el mundo da las cifras por buenas…
Sean sinceros… ¿Ustedes ven esa pretendida bajada del paro que nos presentan? ¿A alguien le han subido, de verdad, el sueldo?
Habría que recordar a Mariano que, como dijo Groucho Marx:
¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Mark de Zabaleta