Mark de Zabaleta: Europa no es Keynesiana…lo dice Krugman.

Paul_Krugman_250

Y lo explica claramente…En Estados Unidos, la Casa Blanca y la Reserva Federal se han mantenido generalmente fieles a la economía keynesiana habitual.
El Gobierno de Obama siguió creyendo en la noción recogida en los libros de texto de que el gasto deficitario es, en realidad, algo bueno en momentos de depresión económica. Por otra parte, la Reserva no escuchó las amenazadoras advertencias acerca de que estaba “degradando el dólar”, y se mantuvo fiel a la idea de que su política de no subir los tipos de interés no generaría inflación mientras la tasa de paro siguiese alta.
En Europa, en cambio, los responsables políticos estaban dispuestos a tirar por la ventana la economía de los libros de texto, y deseosos de hacerlo, en favor de otros puntos de vista nuevos. La Comisión Europea se aferró de buena gana a las supuestas pruebas que respaldaban la “austeridad expansiva”, y rechazó el argumento clásico favorable al déficit, para optar por la idea de que recortar el gasto en momentos de depresión económica en realidad genera empleo, ya que hace aumentar la confianza. Mientras tanto, el Banco Central Europeo se tomaba a pecho las advertencias sobre la inflación y, en 2011, subía los tipos de interés, a pesar de que el paro seguía estando muy alto.
Puede que algunos lectores recuerden la cantidad de burlas que hubo hacia las predicciones de los economistas keynesianos, Krugman entre ellos, que decían que los tipos de interés se mantendrían bajos aunque el déficit presupuestario fuese enorme; que la inflación seguiría estando controlada aunque la Reserva Federal comprase grandes cantidades de bonos; que los recortes drásticos del gasto público, lejos de generar un boom económico debido a la confianza, hundirían todavía más el gasto privado. Pero todas esaquellas predicciones se cumplieron.
Y Paul Krugman añade: Si quieren sentirse deprimidos de verdad en relación con el futuro de Europa, lean el artículo de opinión de Wolfgang Schäuble, el ministro de Economía de Alemania, publicado en el Times. Representa un rechazo absoluto de todo lo que sabemos acerca de la macroeconomía, de todos los conocimientos que se han visto confirmados por la experiencia europea de los últimos cinco años. En opinión de Schäuble, la austeridad genera confianza, la confianza crea crecimiento y, si no funciona así en su país, es porque no lo están haciendo bien.
Lo dicen los libros de texto…
Mark de Zabaleta

Anuncios

Mark de Zabaleta: el verdadero efecto “cobra”…

cobra

El término “efecto cobra” viene de una anécdota durante la dominación británica en la India: el gobierno colonial quería reducir la población de serpientes cobras venenosas, por lo que ofreció una recompensa por cada serpiente muerta. Al principio parecía una gran decisión administrativa hasta que, sin embargo, los indios comenzaron a criar cobras para cobrar ese interesante incentivo. Cuando las autoridades (los políticos…) se dieron cuenta de lo que estaba pasando, evidentemente, cancelaron semejante “premio” a la cría de serpientes “cobra”… pero la población de cobras ya se había multiplicado peligrosamente, porque todas las serpientes que estaban siendo criadas fueron soltadas libremente.
Consecuencia: la población de serpientes cobra había aumentado significativamente respecto a la inicial como consecuencia de la medida del gobierno.
En enero de 1997, Rodrigo Rato era vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía con Aznar, decía: “Es un escándalo que por falta de diligencia de los responsables de Hacienda en el pasado se atente contra los derechos de los contribuyentes”… criticando al anterior gabinete del PSOE, al que los conservadores acusaban de haber realizado una amnistía fiscal encubierta para paralizar unos 600 expedientes que hubieran permitido recaudar casi 1.300 millones de euros.
Pero Rato no reveló ningún nombre… y su actitud recuerda a lo que sucede ahora con el ministro Montoro, que no ha desvelado la identidad de los 705 contribuyentes investigados por la oficina antifraude, todos ellos acogidos a la famosa amnistía fiscal aprobada por el Gobierno PPopular en 2012…por mucho que Montoro niegue reconocerlo.
Es obvio que el “Efecto Cobra” implicará que ya nadie se apunte a una futura medida de amnistía fiscal ante una recompensa coyuntural que se convierte en un alto riesgo en el futuro…
Al final siempre se consigue el efecto contrario: más serpientes cobra en la India y más defraudadores en España.
Galbraith dijo “hay dos clases de economistas, los que no saben nada y los que no saben ni eso”…¿Qué hubiese dicho de los políticos?

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: vente a Alemania Pepe…

España va bien

Es obvio que hay muchos trabajadores en España, porque hasta podemos exportarlos… El paro sigue siendo terriblemente elevado. Tenemos más de 5,5 millones de personas que están buscando activamente empleo y no lo encuentran. Esta nefasta situación del mercado laboral provoca una situación inaudita: la “obligada” emigración y la “positiva” disminución de los costes laborales para el Estado.
Porque la Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero confirma que sigue bajando el número de personas que viven en España. Al comienzo de este año 2015 más de dos millones de españoles (2.183.000) tenían fijada su residencia fuera de España. Un aumento del 6 % respecto al año anterior (125.000).
Si tenemos en cuenta los 850.000 trabajadores extranjeros que desde el año 2009 se han ido de España volviendo a sus países de origen…
Se confirma que España vuelve a ser un país de emigrantes (¿recuerdan el “Vente a Alemania Pepe” de los 60’?)…
Como hay mucho paro los salarios siguen siendo muy bajos, y es complicado (imposible…) hablar de recuperación económica entre los ciudadanos…por mucho que nos lo quieran “vender” electoralmente….
Y los recortes en los tipos de interés difícilmente ayudan a los parados (las facilidades crediticias son para los de siempre…¡intenten pedir un crédito!).
Pero pueden estar contentos…España es mucho más competitiva gracias a esta sorprendente situación.
Las empresas pagan menos a sus trabajadores y pueden financiarse más barato para realizar grandes inversiones…y Exportan más.
Muchos economistas estiman que esto es maravilloso. Aumento de las Exportaciones, un mayor Consumo en el mercado interior y una paulatina recuperación del empleo… ¿alguien lo está disfrutando?
Como dijo Groucho Marx:
“Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!”

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: lo obvio…

bertolt-brecht

Muchos economistas vincularon la reciente crisis en la zona Euro con la incapacidad de los países miembros de devaluar sus propias monedas. El argumento era que si países como Grecia o España pudiesen devaluar el Dracma o la Peseta, ello aumentaría su competitividad en los mercados internacionales y estimularía el crecimiento.
El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” ha perjudicado claramente a España, porque no podíamos devaluar la peseta y nos obligaron a soportar recortes y una draconiana devaluación salarial… Se ve en la nómina mensual de quienes cobran menos ahora que hace unos meses o años. Lo padecen quienes tienen el sueldo congelado o lo han visto crecer por debajo de los precios desde hace años. Y también la sufren quienes tienen que trabajar más horas ganando lo mismo…o menos.
Y ahora nos dicen que la posible bajada del euro hacia la paridad con el dólar dará un gran impulso a las empresas europeas…
Ciertamente las grandes empresas españolas se verán beneficiadas si exportan fuera de la zona Euro. Porque el gran negocio cuando España devaluaba… ¡era exportar a Europa!
¿Verdaderamente creen que con un Euro barato acabaremos con el paro en España? ¿Que las grandes empresas que exportan fuera de Europa van a crear más de cuatro millones de puestos de trabajo?
El problema es que, como dice Krugman, “la inflación ayuda a los deudores y perjudica a los acreedores, mientras que con la deflación sucede lo contrario. Y los ricos tienen muchas más probabilidades de ser acreedores que los pobres”… Por tanto, es probable que el “interés de clase/casta” sea una motivación importante para defender la deflación…
Al final ganan los de siempre…y el paro seguirá igual.
Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cinco años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cinco años! (Groucho Marx)

Mark de Zabaleta