Mark de Zabaleta: la verdera Economía en el pueblo…

la verdadera economía

El flujo circular de la renta es un modelo que sirve para explicar de forma muy simplificada el funcionamiento básico de la actividad económica. Este modelo nos ayuda a entender entre quienes se produce un intercambio, es decir, quienes intervienen en la economía y en qué consisten esos intercambios.
El modelo más sencillo del flujo circular de la renta representa una economía con sólo dos agentes: las economías domésticas y las empresas. Existen otros agentes, el Estado y el Sector exterior, que, a través de los impuestos y transferencias que realiza el primero a economías domésticas y empresas y las exportaciones e importaciones que realiza el segundo, influyen en el flujo circular de la renta.
El tema es analizar cómo se mueve la renta en una economía. A continuación trato de resumir una curiosa explicación que dio un economista americano en una de sus conferencias sobre este tema. Allí se trataba de un hombre de negocios de la ciudad que se presenta en un pueblo perdido de un Estado del interior. Este “golpe de efecto” se ha trasladado de diferentes formas a todos los idiomas…pero permite asimilar el concepto del “flujo circular de la renta” de una forma inolvidable.
Versión resumida a la “española” (existen múltiples versiones): En esta se habla del sector exterior (se importa algo) y del sector público (se paga algo al ayuntamiento)…siempre con un irónico sentido del humor:
Llega un americano vestido impecable, con traje y corbata, a un pueblo perdido de Castilla y pregunta a un vecino, en un perfecto castellano, dónde hay un hotel. Éste le responde que en el pueblo no hay hotel, pero que en la Plaza Mayor hay una Pensión muy buena.
Nuestro “turista” aparca su cochazo (americano) en la Plaza y entra en la Pensión. Se presenta y pregunta al posadero si tiene una “suite”, le dice que no, pero que en el cuarto piso hay una habitación muy grande con cuarto de aseo. Mister Smith le dice que viene con idea de instalarse en el pueblo para montar una fábrica de componentes electrónicos, le deja su pasaporte y 20 billetes de 100 Euros ( a lo grande!) tras preguntar si sería suficiente para instalarse unos tres meses ( le había dado como precio 25 Euros/noche), pero que primero sube a ver la habitación y refrescarse.
Antonio, el posadero, con los billetes en la mano ve la oportunidad de saldar sus cuentas con la tienda de ultramarinos, la carnicería, el pescadero, el panadero, el transportista, el mecánico y hasta el alquiler que debía al ayuntamiento por el salón que le dejaron usar para una reunión de viajantes de pinturas que vino a la Pensión.
El mecánico debía dinero de unos amortiguadores importados al del transporte, que a su vez debía en la panadería y los ultramarinos. El del ayuntamiento tenía facturas pendientes con el carnicero. El panadero pagó al pescadero, que, a su vez, hizo las paces con el mecánico….
Al cabo de una hora y veinte minutos entra una chica de muy buen ver en la Pensión y deja sobre el mostrador los 20 billetes de 100 Euros que debía al posadero por la utilización “regular” de la habitación en estos últimos meses…porque fiaba a casi todos los del pueblo ¡!
Finalmente el americano baja tras refrescarse, le dice al posadero que casi prefiere comprar una casa, le deja un billete de 50 y recupera sus 20 billetes de 100 y su pasaporte.
Cuando una economía entra en crisis es porque se va desinflando tanto el consumo, porque no hay ingresos debido a que las empresas (comercios etc.) no venden (y despiden empleados), como la producción de las mismas debido a la falta de confianza. Es en ese momento cuando hace falta un acelerador que permita volver a lanzar esa complicada maquinaria, sus engranajes, en movimiento…
No siempre hacen falta los bancos…
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: ¿acabará Francia con el invento del Euro?

Le Pen

En España tenemos un grave problema: el Euro. Si todavía España tuviera la peseta (pero dentro de la UE como Inglaterra con la libra esterlina, Suecia con la corona sueca y Dinamarca con la corona danesa) se podrían haber controlado los tipos de interés adecuadamente y se podría haber actuado sobre los tipos de cambio para favorecer nuestras exportaciones junto al incremento del turismo.
La “Devaluación Salarial” como alternativa obligada (por nuestra pertenencia a la zona Euro) a la “Devaluación Monetaria” agrava nuestros problemas…y afecta directamente al sector financiero.
“Produzcamos en nuestro país cada vez que sea razonable y prácticamente posible, y sobre todo, hagamos lo necesario para que las finanzas sean nacionales” (Keynes)
Más producción, más renta y más inflación… es la única solución ideal y realista para salir de la Crisis de una forma directa…gracias al Consumo…
El “pequeño problema” es que para aplicar una política monetaria hay que poder controlar “nuestra” moneda, y dentro del Euro esto es un espejismo.
Alemania puede controlar la masa monetaria (con “su” Deutch-Euro) que le interesa para mantener su nivel de PIB y la inflación controlada mientras los países periféricos están obligados a comer en la misma mesa…las migajas!
La única solución ha sido subir la Deuda Pública… del 70% del PIB a más del 100% que tocamos en España…y la situación se repite para todas las economías europeas, lastradas por una deflación preocupante y la depresión económica generada por la zona cero/cEuro…
El caso de Grecia parece ser el detonante, aunque la verdadera bomba que haga estallar el Euro Error sea Francia…donde la depresión ha llegado a una economía “fuerte” de la Euro-UE: la situación ha llegado hasta tal punto que en vez de sancionar a Francia por su déficit excesivo…han aprobado darle una nueva prórroga de dos años, hasta 2017, para volver a situarlo por debajo del límite del 3% del PIB que fija el “famoso” Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
Evidentemente el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) exige más recortes a París… ¿aguantará la sociedad francesa más pobreza por la austeridad que impone la zona Euro? ¿Será la Revolución francesa? Ya empiezan a votar al FN…
Para Marine Le Pen los cuatro puntos críticos de la actual crisis y que la UE no ha resuelto tras estos largos años, son la moneda, el control fronterizo, la primacía de la ley francesa, y también lo que llama el patriotismo económico: la facultad de aplicar un proteccionismo inteligente que salvaguarde el modelo social. “No me puedo imaginar una política económica sin un control total sobre nuestro propio dinero”, dice Le Pen. “Recuperar la soberanía monetaria puede ser clave para Francia, España e Italia, dado que el euro ha creado una absurda división norte-sur, donde todas las políticas se toman en Bruselas”.
El plan de Le Pen se basa en un estudio realizado por economistas de l’École des Hautes Études de París, dirigido por el profesor Jacques Sapir, llega a la conclusión de que Francia, Italia y España se beneficiarían enormemente de una salida de la Unión Económica y Monetaria Europea, dado que permitiría restaurar la competitividad y recuperar rápidamente el empleo. Los actuales desequilibrios de la zona euro han ido más allá del punto de no retorno y los intentos de revertir la situación con planes de austeridad o recortes presupuestarios han sumido a Europa en la deflación, el desempleo masivo y la pérdida total del núcleo industrial. Además, la actual estrategia de devaluación interna (promovida por el Banco Central Europeo que ha propuesto tasas de interés negativas) solo conducirá a un estancamiento permanente.
El fin del Euro cada vez más cerca…
Tiempo al tiempo…

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: el dilema del erizo…

euro

Arthur Schopenhauer escribió, ya en su última obra, “Parerga y Paralipómena” el famoso “Dilema del erizo”:
En un día muy helado, un grupo de erizos que se encuentran cerca sienten simultáneamente la necesidad de juntarse para darse calor y no morir congelados.
Cuando se aproximan mucho, sienten el dolor que les causan las púas de los otros erizos, lo que les impulsa a alejarse de nuevo.
Sin embargo, como el hecho de alejarse va acompañado de un frío insoportable, se ven en el dilema de elegir: herirse con la cercanía de los otros o morir. Por ello, van cambiando la distancia que les separa hasta que encuentran una óptima, en la que no se hacen demasiado daño ni mueren de frío.
En un determinado entorno económico, en enero de 1999, once países comunitarios sacrificaron sus sistemas monetarios para “atar” sus divisas a un cambio fijo con la nueva divisa comunitaria, el Euro. 1 euro=166,386 pesetas ¿otro Dilema?
De este esquema supieron mantenerse al margen Dinamarca, Suecia e Inglaterra. Prefirieron abrigarse por su cuenta…
Controlar la Inflación y la Deuda Pública de cada país tiene importantes repercusiones para los ciudadanos. Son las púas de los recortes…y del Paro…
La curva de Phillips relaciona la inflación con el desempleo y sugiere que una política dirigida a la estabilidad de precios promueve el desempleo. Por tanto, cierto nivel de inflación es necesario a fin de minimizar el paro. El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” ha perjudicado claramente a España.
La curva de Philips muestra la relación inversa entre inflación y paro. A menor inflación, mayor paro…
Estar con otros “erizos” nos ha permitido caer en la deflación y controlar la deuda (aunque parece que no se ha sabido hacer…). ¿Ha valido la pena?
Si todavía España tuviera la peseta (pero dentro de la UE ,como Inglaterra con la libra esterlina, Suecia con la corona sueca y Dinamarca con la corona danesa) se podrían haber controlado en el momento adecuado tanto los tipos de interés como los tipos de cambio para favorecer nuestras exportaciones y el turismo, y, sobre todo, habríamos actuado de inmediato para superar la crisis.
El ejemplo griego todavía puede revolucionar el Euro/Error. Quienes demonizan al gobierno de Tsipras por haberse plegado a Europa (de momento…) lo hacen por interés (político) en que no cambien las cosas…
Syriza habla de “una auditoría sobre la deuda pública y renegociar su devolución” y avanzaba, además, una “suspensión de los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo”.
Ya en Enero de 2011, hasta el nobel de Economía griego Pissarides evocaba una “suspensión del euro” como la mejor solución desde un punto de vista económico…
Tiempo al tiempo… Galbraith dijo “hay dos clases de economistas, los que no saben nada y los que no saben ni eso”.
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta: Entre el dilema del tranvía y la tabla de Carnéades.

AguirreCifuentes

En el dilema…un tranvía corre fuera de control por una vía. En su camino se hallan cinco personas atadas a la vía por un filósofo malvado. Afortunadamente, es posible accionar un botón que encaminará al tranvía por una vía diferente, pero por desgracia hay otra persona atada a ésta. ¿Debería pulsarse el botón?
Jeremy Bentham (1748-1832) es la referencia del utilitarismo: y su objetivo último de lograr «la mayor felicidad para el mayor número» le acercó a corrientes políticas progresistas y democráticas: la Revolución francesa le honró con el título de «ciudadano honorario» (1792)
Cuando, cualquier líder político de nuestra época, en pleno siglo XXI, se guía por el agrado o desagrado que tiene una determinada decisión en un ambiente específico, está siempre guiado por la tesis de Bentham de que lo útil es lo que es más placentero para una mayor cantidad de personas dentro del sistema (la comunidad), utilizando el mensaje en las grandes propuestas electorales, anunciando la satisfacción de las necesidades o deseos más inmediatos para lograr el voto del pueblo…sabiendo utilizar la manipulación vía medios…
Syriza es un claro ejemplo…hablaba de “una auditoría sobre la deuda pública y renegociar su devolución” y avanza además una “suspensión de los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo”. Pero no se puede luchar contra los “elementos” (europeos…). ¿Deberían pulsar el botón y abandonar el Euro?
Y Mariano Rajoy ahora, por fin, va a crear 3 millones de puestos de trabajo…
Aunque la designación de candidatos nos permite pensar en Carnéades:
La tabla de Carnéades es un experimento mental propuesto por primera vez por Carnéades de Cirene que explora el concepto de defensa propia: hay dos marineros naufragados, A y B. Ambos ven una tabla en la que se puede apoyar solamente uno de ellos y ambos nadan hacia ella. El marinero A consigue llegar a la tabla primero. El marinero B, que va a ahogarse, empuja a A lejos de la tabla y, así, hace en última instancia que A se ahogue. El marinero B consigue la tabla y se salva más tarde gracias a un equipo de rescate. ¿El marinero B puede ser acusado de asesinato? porque si B tenía que matar a A para vivir, podría ser interpretado como un caso de defensa propia…
En muchos partidos políticos podríamos aplicar estos dilemas…

Mark de Zabaleta