Este Año Mariano ha sido un fracaso… ¿Nos hacemos Calvinistas?

Está claro que este “año Mariano” no ha resultado muy positivo…
Ha subido el paro en España hasta más del 25% , hemos disminuido el PIB más del 1,8% (-6,3% en el tercer trimestre) , la deuda pública, evidentemente también ha subido, y ya supone más del 85% del PIB (que en diciembre del 2011 era “solo” un 69,3%) …
Pagar los intereses de esta Deuda supone ya un 3,63% del PIB…y sigue subiendo…porque, además,el coste de la financiación se ha incrementado en un 34%!
Tal como escribió Keynes en su “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, de 1936, el análisis económico debía ser reconstruido para llevar los problemas agregativos a corto plazo al centro de la escena. No se trata de esperar al Largo Plazo de dentro de unos años… Para hablar de Consumo y de Ahorro es necesario generar Rentas. Y las rentas son generadas por la inversión…que puede verse frustrada si las expectativas de los empresarios son pesimistas.
Para Keynes la eficacia marginal del capital era una cuestión de expectativas, de tal modo que el cambiante humor de la comunidad empresarial podría contrarrestar incluso unos bajos tipos de interés favorables a la inversión…
¿Tenemos expectativas…o sólo nos queda pensar que a largo plazo todos muertos…como afirmaba Keynes?
Y parece que los votantes “creyentes” están perdiendo su FE y ya no creen en tantas promesas de expectativas… ¿Quién puede hablar de “brotes verdes” ante tanta austeridad y tanto recorte?
Calvino (1509-1564) adoptó los puntos de vista de Lutero: negación de la autoridad de la iglesia de Roma por derecho divino, negando la sucesión apostólica desde el apóstol Pedro, y dando primordial importancia de la Biblia como única regla de fe y conducta (Sola fides, sola Scriptura), destacando la doctrina de la justificación del hombre por medio de la gracia…y la redención por el trabajo…
Pero en España no podemos ser Calvinistas porque NO hay TRABAJO para redimirse!

Mark de Zabaleta

La Parrala, Rescate Si… Rescate No

Mientras que en Europa se siguen dando cuenta de que hay países que NO están en la zona Euro, como Inglaterra, que comienzan a estar cansados de su falta de definición y amenazan con su derecho al veto de sus Presupuestos e incluso con su abandono de esta UE desunida…Francia comienza a ver las orejas al lobo!
Hasta el FMI, dirigido por una francesa, pone en alerta a la Economía Francesa sobre la necesidad de “acometer un importante programa de reformas estructurales” como medida necesaria para evitar su más que previsible estancamiento (0 % de crecimiento en su PIB) = más recortes en el Gasto Público…para empezar!
Tras Grecia, Irlanda y Portugal, ya rescatadas, quedaban España, con su agujero/problema bancario, e Italia, con su complicada estructura política, que ya han comenzado a aplicar un severo programa de Austeridad y Recortes…¿para evitar el famoso rescate?
The Wall Street Journal aseguraba en el mes de mayo que “es mucho más probable que España salga del Euro antes que Grecia o cualquier otro país periférico”, y apuntaba que a la economía española le podría ir mejor fuera de la moneda única, dando seis razones clave… Y la primera era que España es demasiado grande para ser rescatada. Con Grecia puede valer, pero nuestro PIB es demasiado grande, al igual que el de Italia…y qué decir de Francia, la segunda Economía de la Zona Euro y la quinta del mundo.
Y para colmo, el Rescate no ha terminado con los problemas de financiación de Portugal e Irlanda que, evidentemente, no han conseguido (todavía) equilibrar sus cuentas…y esperan “agazapados en la mata” apuntarse al maná divino (en este su Éxodo en la Eurozona) de compra de Deuda que el BCE anunció para España como mini-rescate… cuando Mariano se decida a deshojar la margarita!

Mark de Zabaleta